Seguidores

domingo, 4 de marzo de 2012

Y huir a otro mundo.

Esos días lluviosos, en lo que lo único que necesitas es estar solo. Coger tu reproductor de música, enchufar los cascos, y evadirte del mundo exterior, olvidarte de todo, creando un universo paralelo, un universo en el que solo tú eliges. Un universo en el que no hay personas que te controlan, ni gente que te hace la vida imposible. Un universo que te hace caso. Ese universo tan espectacular que solo la música puede darte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, ¿Por qué no ibas a hacerlo? :)